El gobierno de Honduras y un grupo de generadores privados de energía han alcanzado acuerdos para la renovación de un contrato térmico.

Ayer los ejecutivos del Grupo Luz y Fuerza de San Lorenzo Sociedad Anónima (Lufussa) anunciaron que aceptaban las condiciones solicitadas por el gobierno para ampliar un contrato de una de las plantas que opera con búnker, con una capacidad instalada de 30,5 megavatios.

La información fue brindada por el presidente de Lufussa, Schucrie Kafie, después de salir de una reunión con el ministro sectorial de Inversiones, Alden Rivera, y con el secretario de Agricultura y Ganadería (SAG), Jorge Lobo.

La respuesta de los generadores privados de energía ocurre después que la administración del presidente Juan Orlando Hernández anunciara que no había logrado un acuerdo para la extensión de varios contratos térmicos, situación que lo obligó a importar desde el miércoles anterior 95 megavatios desde Guatemala y El Salvador a un precio que roza los 19 centavos de dólar el kilovatio.

Los contratos de Elcosa (80 MW), Lufussa I (70 MW), Envasa (21 MW), Parkdale (14) y Nacional de Ingenieros (20 MW) vencieron la medianoche del pasado 25 de febrero, sin que las partes pudieran lograr un arreglo para la ampliación del suministro de energía al sistema interconectado de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

La falta de acuerdo surgió en el precio variable, ya que el gobierno ofrecía 15 centavos de dólar por kilovatio hora y los generadores solicitaban 20 centavos de dólar. Además, la propuesta oficial comprendía la revisión de los cargos fijos.

La misión negociadora del gobierno está conformada por el titular de Soptravi, Roberto Ordóñez; Marlon Tábora, presidente del Banco Central de Honduras; el secretario de Finanzas, Wilfredo Cerrato Rodríguez, y el gerente de la ENEE, Emil Hawit Medrano.

Acuerdo

El Heraldo abordó la tarde de ayer al presidente del Grupo Lufussa, Schucrie Kafie, sobre los arreglos con el gobierno para la renegociación de los contratos.

“Hemos accedido a todo lo que nos ha pedido el gobierno y el día de ayer (miércoles) le enviamos al gobierno la carta que fue solicitada por los cuatro ministros que estuvieron reunidos con nuestro equipo de gente”, respondió el ejecutivo al consultársele sobre el arreglo alcanzado.

¿Lufussa accedió a las demandas del gobierno?, se le consultó y respondió: “Totalmente, los precios que ellos nos peticionaron, nosotros los aceptamos”.

En cuanto a la eliminación de los costos financieros, el entrevistado dijo que se les explicó a los cuatro ministros que estuvieron en la negociación que mientras más vieja es una planta eléctrica, más se debe invertir en el costo de los repuestos, se tiene que comprar más cigueñales y turbo, entre otros repuestos e insumos. Es mejor tener una planta nueva que una planta vieja por la cantidad de consumo.

Entonces, ¿firmarán el contrato de suministro con el gobierno? “Dios lo permita, sí”, manifestó el presidente del Grupo Lufussa.

Añadió que el contrato será firmado cuando los ministros lo tengan y se espera que eso ocurra en las próximas 24 horas, esperándose que la misión oficial regresara ayer de Guatemala.

Precio del bunker

Agregó que el costo por kilovatio concertado dependerá del precio del búnker en el ámbito internacional.

Kafie dijo que el precio fluctuará, “porque si el precio del búnker sube, subirá el precio de la energía eléctrica y si baja, sucederá entonces lo contrario. Esperamos, y Dios así lo permita, deseamos que la cotización internacional del petróleo baje”.

Agregó que el costo de la energía depende del precio del combustible. “Para el caso, vas a una gasolinera este día y te vale 100 lempiras el galón (US$5), pero, luego regresas el día siguiente y ves que el precio del galón de la gasolina te cuesta 90 lempiras (US$4,5). Así ocurre con la generación de energía con base al búnker”, explicó.

Para el empresario de la generación térmica, el precio del kilovatio está determinado por el costo variable, que es del 87%, y el cargo fijo, que es del 13%.

Entonces, ¿usted conoce el precio final del kilovatio negociado con el gobierno?, se le preguntó y respondió: “Está dada una fórmula de precios que fluctúa”.

Respecto a la cantidad de energía que estará suministrando el Grupo Lufussa, el ejecutivo respondió que le venderán 33 megavatios. Este grupo tiene dos contratos de igual número de plantas que vencieron: una que genera 39,5 MW con diésel y la segunda de 30,5 MW con búnker.

“Nosotros les entregamos más de 300 megavatios. Sin embargo, el gobierno no le quiere comprar energía a una de las dos plantas, porque la energía la genera a base de diésel y eso es bien caro. La vamos a repotenciar para que sirva en otros temas”, subrayó.

Lufussa posee el parque térmico privado más grande de Honduras, con una capacidad instalada de 387 megavatios, equivalente al 50,9%.

En cuanto al cambio de tecnología de las plantas, el entrevistado declaró que cuando llegue su tiempo las cambiará, porque hasta en países como Estados Unidos y Europa existe la necesidad de comprar energía térmica, sea generada con base a tecnología nuclear, carbón, entre otras.

Schucrie Kafie aseguró que no habrá recorte de energía, ya que el presidente Juan Orlando Hernández trabaja de manera ardua en este tema.

Importaciones

Durante la entrevista, Kafie respondió sobre la compra de energía que realizó el gobierno de Honduras en el mercado regional. “La competencia es sana, si quieren comprar energía en Guatemala o donde ellos quieran comprarla, están en su derecho en hacerlo. Hasta donde nosotros sabemos no existe precio más barato en Guatemala que el cotizado por nosotros”.

¿Usted cree que el gobierno encontrará energía a más bajo precio?, se le consultó al entrevistado, quien respondió: “No lo creo, porque los precios nuestros son muy buenos. Excelentes, diría yo”.