Moscú. Lukoil, el segundo mayor productor de petróleo de Rusia, dijo este viernes que su bombeo declinó un 1% a 89,9 millones de toneladas el año pasado, puesto que afrontó dificultades para mantener los volúmenes de extracción de sus agotados yacimientos en Siberia Occidental.

Lukoil, que posee una alta exposición a las mermadas reservas de Siberia Occidental, registró su tercer descenso anual consecutivo en la producción, aunque la caída del año pasado se desaceleró respecto a la disminución del 5% vista en el 2011.

Previamente este mes, el Ministerio de Energía dijo que la producción de Lukoil en Rusia decreció un 1% a 84,62 millones de toneladas.

Las cifras presentadas el viernes por la empresa incluyen la producción de proyectos internacionales en países como Kazajistán y Uzbekistán.

La compañía también dijo que sus volúmenes de refinación descendieron a 53 millones de toneladas el año pasado, respecto los 53,5 millones de toneladas reportados en el 2011.