Emen. “Lo más importantes es que hay que llegar a un consenso (en la Opep) de los pasos que hay que dar en las próximas semanas y meses”, dijo el presidente Nicolás Maduro antes de sostener una reunión con su colega argelino Abdelaziz Buteflika en Argel.

Maduro, quien prosigue su gira internacional en países miembros de la organización petrolera, más China y Rusia para levantar los precios del crudo y pactar líneas de financiamiento, dijo que en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) “no ha surgido” la idea de convocar a una cumbre de líderes de la organización.

Explicó que su reunión con el presidente de Argel, también socio de la Opep, se centrará en profundizar acciones para la “nueva etapa” que, en su opinión, debe asumir el cartel petrolero, en momentos que el precio del crudo ha caído 60% de su valor en menos de un año.

“Vamos a profundizar al detalle todo el fortalecimiento de la Opep para una nueva etapa que debe asumir y el liderazgo para garantizar la estabilidad del mercado petrolero y los precios que ya han sido asimilados por la economía”, explicó Maduro a periodistas.

Venezuela ha impulsado acciones en el seno de la Opep para recuperar los precios del crudo, algo en el que importantes socios como Arabia Saudita o Emiratos Árabes Unidos han descartado de plano.

El ministro de Petróleo de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail bin Mohammed al-Mazroui negó este martes que la Opep reduzca su producción y dijo que había pocas posibilidades de que el cartel realice una reunión de emergencia para hablar sobre sus políticas antes de una cita programada para junio.

Maduro también pidió en Argel blindar a la Opep para que “nunca se utilice el petróleo como arma geopolítica para someter países, regiones y pueblos”.