Sao Paulo. El gobierno de Brasil debería restringir a extranjeros la propiedad de tierras de labranza, recursos minerales y otros "activos estratégicos", dijo el multimillonario magnate del acero Benjamin Steinbruch al diario O Estado de S. Paulo, en una entrevista publicada este domingo.

Benjamín Steinbruch, presidente ejecutivo de la siderúrgica Cia. Siderúrgica Nacional, dijo que le preocupa especialmente la compra de yacimientos de mineral de hierro por parte de compañías chinas, sostuvo el diario.

"China es un centro mundial. Desde el momento en que tiene propiedad del recurso primario, siendo el mayor consumidor de mineral de hierro, puede sacar a otros del juego", dijo Steinbruch, quien es también presidente de la Federación de la Industria del Estado de Sao Paulo, un poderoso grupo de presión que representa los mayores fabricantes de Brasil.

También agregó que los candidatos de las elecciones presidenciales de octubre de Brasil deberían estar preocupados por esos asuntos porque afectan la "soberanía nacional".

Steinbruch también indicó al diario que CSN, como se conoce a la siderúrgica, observa de cerca adquisiciones en Estados Unidos y Europa, enfocando en activos de acero, cemento y minería, después de un fallido intento este año por adquirir la fabricante de cemento portuguesa Cimpor en cerca de US$5.500 millones.