Río de Janeiro. El multimillonario brasileño Eike Batista, propietario de la petrolera OGX, dijo el miércoles que no está interesado en comprar los activos que Royal Dutch Shell Plc puso a la venta en Brasil.

Consultado acerca de si usaría su conglomerado de empresas mineras, de energía y logística EBX para comprar esos activos, que incluyen cuatro bloques de petróleo costa afuera, Batista dijo "no". El ingeniero brasileño tiene una fortuna valorada en cerca de US$27.000 millones, según la revista Forbes.

Batista dijo a periodistas en Río de Janeiro que prefiere yacimientos de petróleo en aguas poco profundas porque la extracción es más barata y menos riesgosa.

Shell había anunciado el 8 de septiembre que estaba vendiendo participaciones en cuatro bloques, incluido uno que tiene un yacimiento de petróleo en la vasta y codiciada región denominada subsal, que se ha vuelto el nuevo destino en la exploración mundial de petróleo.

La región subsal es un cinturón de reservas petroleras en las que el crudo está unos 8 kilómetros bajo el fondo oceánico.

El mismo Batista también está negociando la venta de parte de los activos de propiedad de OGX, incluidos derechos para explorar yacimientos costa afuera. Batista dijo a periodistas el 13 de septiembre que el acuerdo puede alcanzar al menos US$7.000 millones.

Shell puso a la venta su participación en los bloques BS-4, BM-S-8, BM-S-45 y BM-ES-28. Los proyectos también tienen inversiones de la petrolera estatal brasileña Petrobras, la estadounidense Chevron, la portuguesa Galp y la brasileña Vale.

Los analistas creen que el área subsal puede tener entre 50.000 millones y 100.000 millones de barriles de petróleo.

Actualmente, Shell tiene 15 bloques en Brasil, incluidos los yacimientos Parque das Conchas y Bijupira y Salema, que ya están en producción.
A su vez, OGX, que tiene una actividad de exploración en 29 bloques en Brasil, está mayormente enfocada en áreas de aguas poco profundas, en lugar de aguas profundas en la región subsal.

Las acciones de OGX subieron un 2,3% a 20,95 reales el miércoles en la Bolsa de Sao Paulo.