Tegucigalpa. Primero fueron los frijoles; ahora el maíz. Los consumidores hondureños no tendrán buenas noticias en lo que resta del año.

El encarecimiento del frijol no será único, también el maíz se suma a la lista, ya que los productores comienzan anunciar un incremento de precios.

El precio de la medida de maíz, compuesta por cinco libras, se cotiza entre 20 (US$1) y 22 (US$1,2) lempiras , precio que podría incrementarse en cinco lempiras (US$0,5) para el consumidor final. Equivale a un alza de un lempira (US$0,05) la libra.

Los productores no dieron a conocer la cantidad exacta del incremento, sin embargo, dejaron claro que actualmente el valor de la carga de 200 libras ronda los 800 lempiras (US$41,5) y podría llegar a 1,000 lempiras (US$51,9) la carga.

Luis Donaire, presidente de la Asociación de Productores de Granos Básicos, aseguró que "no se ha dado importancia al tema y los precios internacionales han ido subiendo hasta duplicarse, no podemos decir que no hay grano, pero sí sabemos que el precio es alto".

Para los productores cualquier incremento de precios es beneficioso, no así para los consumidores, que además se ven atacados por los especuladores y acaparadores del producto.

"No le puedo decir un precio exacto, pero la tendencia va al alza. Viene la época de siembra en Estados Unidos y va a depender mucho de eso", explicó Donaire.

La cosecha de maíz se realiza de marzo a octubre y se calcula que durante el 2010 se obtuvo entre 9.5 y 10 millones de quintales.

Mientras que el consumo de maíz supera los 12 millones de quintales, por lo que la agroindustria de concentrados y productos balanceados debe importar el restante.

Sumado al tema del encarecimiento local del producto, por la presión de los precios internacionales, los productores informaron que una buena parte de la cosecha ha sido comprada por los salvadoreños.

Se calcula que los salvadoreños compraron unos 300,000 quintales de maíz y lo pagaron al mismo precio local.

"No se le tomó importancia al tema del maíz, y este sector está muy afectado por el incumplimiento del convenio de compra y venta", dijo Donaire. De acuerdo a lo declarado por el vicepresidente de los Agricultores y Ganaderos Independientes de Honduras, Alberto Sanabria, el precio del grano podría aumentar hasta llegar a los mil lempiras (US$51,9) la carga (200 libras), lo que haría casi imposible que ese alimento llegue a los hogares de los más pobres.

Ante tal situación, piden al gobierno tomar las medidas necesarias evitando así se genere una crisis similar a la que se presentó en los últimos meses con los frijoles, asunto que hasta ahora las instituciones del Estado no han podido solventar.

"Esto es alarmante, ver cómo han subido los precios", expresó Caballero, quien mencionó que en algunas regiones de Honduras actualmente el grano se encuentra a 800 (US$41,5) ó 900 (US$46,7) lempiras. Los ganaderos independientes enumeraron, entre las posibles causas de la escasez, las bajas cosechas de los últimos meses, el acaparamiento y la fuga del producto hacia otros países.