Houston. Los operarios que trabajaban el jueves en la limpieza del derrame de BP en el Golfo de México se preparaban para una posible evacuación por la amenaza de una tormenta tropical que podría atrasar las labores de contención del peor desastre ambiental en la historia de Estados Unidos.

Algunos tanqueros que están siendo usados para capturar el petróleo que brota desde el pozo dañado tuvieron que atracar debido a la agitación de las aguas en el área.

Los modelos climáticos proyectaron que la tormenta podría girar en torno al lugar donde se trabaja sobre el derrame, para luego alcanzar las costas de Luisiana y Texas.

BP informó que había embarcaciones recogiendo datos sísmicos y acústicos, y que el derrame continuaba completamente canalizado durante las pruebas de presión que se están realizando. Dos plataformas continuaban perforando los pozos del alivio, dijo la firma.

"No ha habido una evacuación de los equipos, pero eso podría cambiar", dijo la portavoz del centro de comando, Mary Kahn.

Una evacuación podría hacer que se retrasen las operaciones para contener el derrame por 10 a 14 días, advirtió el miércoles Thad Allen, encargado del Gobierno para la supervisión de los trabajos de contención y limpieza.

El derrame, que se produjo tras la explosión de una plataforma que mató a 11 trabajadores en abril, ha provocado un desastre ambiental en el Golfo y golpeado las industrias turística y pesquera de la zona.

BP logró contener el derrame desde su pozo dañado la semana pasada, por primera vez desde la explosión. La firma está realizando evaluciones para asegurarse que el pozo pueda ser sellado luego, pero deberán ser paralizadas si se produce una evacuación.

BP está cerca de completar la perforación de un pozo de alivio diseñado para contener de manera permanente el derrame, pero las labores se han detenido a la espera de la evolución del clima. BP también tiene programado realizar la operación "static kill" para inyectar lodo y cemento en el pozo.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, visitará Alabama el jueves para evaluar los trabajos en la zona. El funcionario se reunirá con pescadores y pequeños empresarios de la zona.
El derrame ha provocado una crisis en la petrolera británica, que creó un fondo de 20.000 millones de dólares para compensar a las víctimas del desastre. Las acciones de BP subían un 1,5 por ciento en Nueva York.

Un reporte del New York Times aseguró que los trabajadores de la plataforma Deepwater Horizon, que perforaba el pozo de BP cuando explotó, expresaron su preocupación sobre las prácticas de seguridad en la instalación en un sondeo confidencial realizado un mes antes del accidente.
En una encuesta encargada por la compañía dueña de la plataforma, Transocean, los operarios dijeron haber presenciado con frecuencia prácticas inseguras en la planta e indicaron que temían represalias si reportaban errores o problemas, dijo el periódico.

Además del sondeo, un trabajo de una firma de asesoramiento en riesgos marítimos de Lloyds, reportó al menos 26 elementos y sistemas de la planta que estaban en condiciones "malas" o "pobres", dijo el diario.