Buenos Aires. Maleteros y empleados de rampa que reclamaban la reincorporación de trabajadores despedidos levantaron el martes la huelga que demoró los vuelos de las estatales Aerolíneas Argentinas y Austral en el aeropuerto de la ciudad de Buenos Aires.

"La empresa (Aerolíneas Argentinas) pudo acercar una propuesta" y habrá "un ingreso gradual de gente" para ampliar la planta de trabajadores y no recargar la tarea en unos pocos para la carga y descarga de valijas, dijo a la prensa un representante gremial.

Una fuente de ambas compañías aéreas informó que unos 20 vuelos fueron reprogramados y que lentamente se retornaba a la normalidad.

La medida de fuerza, que afectó los vuelos del aeropuerto Jorge Newbery, fue dispuesta por la Asociación de Personal Aeronáutico (APA). El aeropuerto se utiliza mayormente para traslados nacionales.