Santiago. La transnacional noruega Marine Harvest, especializada en la producción y venta de salmones, está evidenciando cifras económicas de recuperación luego del “bloom” de las algas, la crisis del salmón y la fuga de esta especie que sufrieron y por la cual podrían ser multados.

Fue en julio de este año que casi 700.000 ejemplares se escaparon del Centro de Engorda de Salmones en Calbuco, región de Los Lagos.

Además de ello, una floración de algas nocivas a principio de año también afectó a la industria pesquera, por lo que la economía de esta área sufrió una considerable baja.

Sin embargo, la presentación de los resultados trimestrales de Marine Harvest, por parte de su CEO Alf Helge Aarskog, muestran que la empresa está volviendo a sus números “de antes” consigna Diario Financiero.

Pese a la polémica de la fuga de salmones, por la presunta falta de medidas de seguridad, Marine Harvest podría estar pronosticando un positivo fin de año y un próximo aún mejor.

“(Ha sido un) positivo trimestre, con un Ebit operativo en los mismos niveles del año pasado, pero con precios bastante buenos y una producción estable”, dijo.

En ese sentido, el ejecutivo precisó que esperan mejores cifras para el próximo año, aumentando el total de toneladas producidas de 54.000 en 2018 a 62.000 en 2019.

“Que los volúmenes aumenten, y volvamos a donde estábamos antes del Bloom de algas”, comentó Helge Aarskog.

En tanto, desde la firma informaron que el precio del salmón chileno sigue incrementando en niveles considerables.

“En Chile tenemos un aumento en el precio del salmón chileno de alrededor del 5% al 6%”, agregó.

De esta forma, pese a la polémica de la fuga de salmones, por la presunta falta de medidas de seguridad, Marine Harvest podría estar pronosticando un positivo fin de año y un próximo aún mejor.