Qingdao. Más de 1.000 pasajeros que se dirigían en avión a Beijing tuvieron que cambiar este jueves sus planes porque las tormentas eléctricas retrasaron sus vuelos o los obligaron a aterrizar en otros lugares.

Cuatro vuelos que iban a Beijing aterrizaron en Qingdao, una ciudad a 800 kilómetros, luego de que las tormentas eléctricas en Beijing los imposibilitaran a seguir su ruta original. Un total de 447 pasajeros se vio afectado, dijeron funcionarios del aeropuerto de Qingdao.

Otros 630 pasajeros se quedaron varados en el Aeropuerto Internacional Liuting de Qingdao en la provincia de Shandong, este de China, luego que sus vuelos fueron postergados.

Una tormenta eléctrica se registró en Beijing esta tarde y la mayor parte de la ciudad experimentó lluvias y un descenso de la temperatura