El número de unidades económicas que han sido víctimas de la delincuencia se ha incrementado 5,5% en los últimos dos años.

La Encuesta Nacional de Victimización elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indica que en 2015 el 35,5% , es decir 1,6 millones de las empresas que operan en el país fueron víctimas de al menos un delito.
 
Adrián Franco, director general responsable de la encuesta, detalló que el delito con mayor incidencia es el robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes, mismo que, además, presentó un incremento de 28,7% con respecto de 2013.
 
En tanto, la extorsión ha superado al robo hormiga como el segundo delito con mayor incidencia al presentar un incremento de 34,3% con respecto del nivel estimado para 2013.
 
El costo promedio del delito por unidad económica en 2015 fue de 57,779 pesos (unos US$2800) mientras que en 2013 fue de 55,738 pesos.
 
El gasto que realizan las empresas para protegerse ascendió a 138.9 mil millones de pesos, cantidad que representa el 0.73% del Producto Interno Bruto (PIB).De acuerdo con la encuesta 293.7% cambió chapas y candados, 14 por ciento instaló alarmas y videocámaras.
 
Las empresas que han sido víctimas de la delincuencia han cancelado inversiones, en tanto que 18.6% redujeron sus horarios de operación o producción mientras que 21% dejaron de manejar efectivo como consecuencia de la delincuencia.