Santiago. La cantidad de habitantes chilenos endeudados con la banca que opera a nivel nacional alcanza 5,8 millones a agosto de 2017, lo que significa un aumento de 3,5% según un informe elaborado por Chiledeudas en base a los últimos datos entregados por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF). Es que, en igual período de 2016, el número llegaba a 5,6 millones, por lo que se sumaron más de 200.000 personas al sistema.

Considerando los montos totales de obligaciones financieras, el director de Chiledeudas, Guillermo Figueroa, detalla que se expandieron 4,5% hasta los US$222.221 millones, recordando que cerca del 50% de los habitantes del país tienen algún compromiso crediticio, de los cuales una parte relevante se encuentran en morosidad, esto es, 4,3 millones de personas.

Figueroa aconseja que “el consumidor tiene que controlar su parte emocional y saber que un endeudamiento responsable corresponde al 25% del monto de su ingreso. Si está entre el 30% y 50% de sus entradas mensuales, se encuentra en un umbral peligroso, pero todavía cuenta con un margen de maniobra que le permitirá, con pequeños ajustes, regresar a un nivel saludable”.

Por tipo de cartera. El crédito de consumo es el más usado por los chilenos, con 3,5 millones de personas, lo que representa un crecimiento de casi 100.000 habitantes del paísmás con este tipo de compromiso financiero en agosto de este año. Tomando en cuenta los montos implicados en las operaciones, la expansión es de 6,5%, anotando US$28.671 millones.

Si bien muchas de los créditos de consumo tomados son para proyectos personales como la ampliación del hogar, una parte no menor es utilizada por medio de préstamos exprés cuando los ingresos familiares no alcanzan para vivir, es decir, para alimentación, vestimenta y/o otros gastos.

Respecto a los créditos hipotecarios, son más de 1 millón de habitantes nacionales los que cuentan con este tipo de deuda, con montos que hasta la última medición elaborada por Chiledeudas con datos de la SBIF se expandieron 10% computando US$66.653 millones. En vista de las cifras, los préstamos para vivienda aumentaron fuertemente en solamente un año, siendo una de las causas principales el boom inmobiliario que experimenta el país.

Asimismo, la cartera comercial, que son los créditos a empresas, subió hasta aproximadamente 1,3 millones de colocaciones, con montos que se alzaron en US$126.827 millones, exhibiendo un crecimiento muy leve que muestra que los actuales vaivenes económicos tienen paralizadas una serie de inversiones de las compañías a nivel país.

En tanto, nada más que entre las regiones Metropolitana, de Valparaíso y del Biobío concentran la mitad de esta deuda bancaria nacional.