Agentes del mercado inmobiliario de Argentina aseguraron que las unidades a estrenar en un 80% tienen sus valores en pesos, y remarcaron en que en el caso de los inmuebles usados, ya casi la mitad de las operaciones en las grandes capitales del país sudamericano también se efectúan en la moneda nacional.

El socio gerente de Migliorisi Propiedades, Diego Migliorisi, indicó que "el mercado está en un proceso de acomodamiento (...) los precios de las propiedades van a continuar estables", y puntualizó que "el 80% de los desarrollos a estrenar ya está pesificado".

Además, puso de relieve que los inmuebles usados de las grandes capitales, "ya se están adaptando al peso, al menos en un porcentaje del 30% al 50%".

Por su parte, el titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Néstor Walenten, dijo que el mercado inmobiliario está "tranquilo", y destacó que "lo que más se está vendiendo son inmuebles de obras en construcción, fideicomisos".

Explicó que la pesificación inmobiliaria "se ve exclusivamente en obras al costo", pero sostuvo que todavía hay un importante componente del mercado del usado que "aún permenece en dólares".

En materia de precios, sostuvo que -a su criterio- "los inmuebles no tuvieron una sobrevaluación. Los valores eran los que convalidaba la demanda".

"Sin duda lo que siempre tuvo mayor movimiento fue el mercado de unidades pequeñas destinadas a la inversión", explicó.

El titular de Altget Negocios Inmobiliarios, Miguel Altgelt, estimó que "el mercado que se mueve es el de unidades de menos de US$250.000".

"Los valores se mantienen y seguirán estables. El que necesita vender tendría que retasar. El que no, espera", indicó Altgelt.

Agregó que "las unidades nuevas, en la gran mayoría en pesos, es lo que hace mover al mercado hoy y lo hará en el futuro".