Ciudad de México. Los sismos que afectaron a México en septiembre generaron un total de 43.130 siniestros a las aseguradoras a nivel nacional, según información de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

De acuerdo con los últimos datos —actualizados al 24 de noviembre— los temblores del 7 y 19 de septiembre pasados costarán al sector asegurador un total de 19.473 millones de pesos (US$985 millones).

No obstante, durante la última conferencia de prensa que otorgó el presidente de la AMIS, Manuel Escobedo, aseveró que el monto aún podía aumentar, aunque no de manera exorbitante. Precisó que será dentro de ocho a 18 meses cuando se podrá hablar de una cifra definitiva.

Lo anterior, explicó el presidente de la AMIS, se da porque las pérdidas provocadas por los terremotos causan menoscabos que tienen cierta complejidad a la hora de hacer los ajustes necesarios.

El ramo de autos registró 2.284 siniestros por un monto de 88.34 millones de pesos (US$4.468.480); el de gastos médicos reportó 155 por 5.8 millones de pesos (US$293.413); el seguro de vida tuvo 41 siniestros por 29 millones de pesos y los gastos funerarios tan sólo registraron ocho siniestros por 0.8 millones de pesos (US$404.708).

Por el temblor del 7 de septiembre, la AMIS registró una cifra de 8.489 siniestros, lo que supone un monto estimado asegurado por 7.018 millones de pesos (US$355 millones), mientras que para el sismo del 19 de septiembre el número de siniestros es de 34.741 y representan un coste total de 12.445 millones de pesos (US$629 millones).

La AMIS reporta que el ramo en el cual se tuvieron más reclamaciones por ambos sismos fue por el de daños, en donde se registraron más de la mitad de los siniestros —40.642 en total— y la suma estimada de la pérdida fue por 19.39 millones de pesos (US$980 millones).

El ramo de autos registró 2.284 siniestros por un monto de 88.34 millones de pesos (US$4.468.480); el de gastos médicos reportó 155 por 5.8 millones de pesos (US$293.413); el seguro de vida tuvo 41 siniestros por 29 millones de pesos y los gastos funerarios tan sólo registraron ocho siniestros por 0.8 millones de pesos (US$404.708).

Estos movimientos telúricos, de acuerdo con la AMIS, provocaron una pérdida real de 96.000 millones de pesos (US$4.856 millones), en donde el gobierno federal repondrá un total de 48.000 millones (US$2.428 millones) y las aseguradoras, auguró, terminarán pagando alrededor de 24.000 millones de pesos (US$1.214 millones), mientras que el resto serán pérdidas que tendrán que ser asumidas por las familias y negocios afectados.

Recaredo Arias, director general de la AMIS, afirmó que “las compañías de seguros tienen capital suficiente para responder. Informó que a junio del 2017 cuentan con reservas técnicas de 1.046.839.000 pesos (US$52.958.000) y el respaldo de las reaseguradoras