Con el objetivo de cubrir la creciente demanda nacional de productos petroquímicos y gas natural, es que Petróleos Mexicanos mantiene altos índices de importaciones, que le llevan a erogar grandes cantidades de dinero.

Tan sólo en los primero 10 meses del año, la petrolera destinó alrededor de US$2.576,9 millones a la compra de dichos insumos, para poder satisfacer, principalmente, al sector industrial.

De acuerdo con los indicadores operativos de la empresa, dicha cifra representa un incremento de 24%, es decir, 499 millones más en comparación a los US$2.077,9 millones que erogó en el mismo periodo de 2013.

Tan sólo para la compra de gas natural, Pemex pagó a los proveedores internacionales alrededor de US$2.438,2 millones, monto que representa un aumento de 23,7%, respecto a los mil 970.3 millones de dólares de 2013.

La compra en el extranjero de este hidrocarburo es necesario para abastecer la demanda nacional, y evitar con ello las alertas críticas que se venían dando, principalmente en 2012 y la primera mitad de 2013.

Es así que en los primeros 10 meses del año se importaron cerca de mil 400 millones de pies cúbicos de gas al día, cifra que también representó un aumento de 7 por ciento respecto a los mil 308 millones de pies cúbicos diarios del año pasado.

Cabe mencionar que el volumen comprado en el extranjero no tuvo un crecimiento equiparable al aumento en su valor, pues ello depende del precio al que es comprado este combustible en los mercados internacionales, pues aún no es posible transportar el gas necesario desde Estados Unidos, el cual se mantiene a precios por debajo de los 5 dólares.