Ciudad de México. Los destinos mexicanos como Acapulco han ido disminuyendo la visita de turistas de altos ingresos debido a que estos han perdido el interés, ya que son lugares donde la construcción de edificios se ha masificado perdiendo la exclusividad que tenía antes.

La secretaría de Turismo de México (Sectur) responsabilizó la baja de este tipo de turistas a los gobiernos locales.


Gloria Guevara, titular del Sectur, indicó a Milenio que “nosotros hacemos la recomendación a los destinos, ya que contamos con estudios, pero es la autoridad local la que autoriza la construcción de inmuebles”.

El presidente de la firma turística Grupo Questro, Eduardo Sánchez Navarro, advirtió a dicho medio mexicano que “Cancún y Acapulco han optado por autorizar la edificación de grandes obras, por lo que su turismo se ha masificado, dejando de lado al viajero de altos ingresos, quien es el que realiza un mayor gasto en los destinos”.