Bruselas. La cervecería más grande del mundo, Anheuser-Busch InBev, reportó una ganancia mayor a la esperada para los primeros tres meses del año debido a que las ventas de cerveza crecieron en Brasil, pero dijo que los costos de mercadeo en la Copa Mundial de Fútbol golpearían las ganancias del segundo trimestre.

El fabricante de las marcas Budweiser, Stella Artois y Beck's dijo el miércoles que las ganancias estructurales (EBITDA) crecieron un 5,1% en el periodo enero-marzo, a US$3.090 millones, y superaron las proyecciones de un sondeo de Reuters de US$2.980 millones.

AB InBev había proyectado previamente un aumento de un solo dígito porcentual debido al mal clima en el mercado estadounidense, la triplicación de los impuestos a la cerveza en Rusia y los precios más altos de las materias primas en los mercados emergentes.

En general, la empresa vendió un 0,8% más de barriles, latas y botellas, con un aumento del 15,9% en Brasil, donde tiene dos tercios del mercado, lo cual fue parcialmente contrarrestado por una caída del 6,8% en Estados Unidos, en el que representa la mitad de las ventas totales de cerveza.

Las acciones de la empresa abrieron a la baja, pero subieron a un máximo de tres semanas poco después. A las 1320 GMT ganaban un 0,94%, a 36,40 euros.

Los analistas dijeron que la debilidad inicial se debió a las preocupaciones sobre los itemes extraordinarios, los cuales redujeron más de lo esperado a las ganancias netas, pero una percepción positiva sobre las ventas en Brasil, donde fabrica las marcas Brahma y Skol, prevalecía eventualmente.

"Brasil fue increíblemente fuerte", dijo Gerard Rijk de ING.

Trevor Stirling de Bernstein Research dijo que AB InBev había registrado un aumento de tres puntos porcentuales por el aumento de su participación de mercado en Brasil, principalmente debido a la vibrante expansión de la industria.

AB InBev dijo que esperaba que el crecimiento de los volúmenes en el segundo trimestre se ubicara en línea con el del primer periodo, pero que el crecimiento de la EBITDA sería menor, debido principalmente al mercadeo durante la Copa Mundial de Fútbol que se inicia en junio, donde Budweiser es la cerveza oficial.

"Seguimos esperando un crecimiento de los volúmenes y la EBITDA por encima de los niveles el primer semestre, con un aumento mayor en el cuarto trimestre", dijo el presidente financiero Felipe Dutra en una conferencia telefónica.

Las ganancias de AB InBev reflejaron una división entre los consumidores, donde los del mundo desarrollado están luchando contra el creciente desempleo, y muchos en los mercados emergentes preparados para gastar más.