Pese al interés inicial mostrado por la empresa Tecnológica de Alimentos (TASA) por desembarcar en el mercado chileno, finalmente la mayor compañía del rubro pesquero de Perú, decidió suspender su plan de compra sobre alguna firma salmonera de Chile.

“En este momento la decisión es no avanzar en el tema”, sostuvo Humberto Speziani, asesor de TASA, junto con agregar que las condiciones no estaban dadas. “Pero si aparece algo en el futuro lo volveremos a evaluar”, declaró, de acuerdo a Gestión, que cita a la agencia Reuters.

La mayor productora de harina y aceite de pescado a nivel mundial, que tiene el respaldo del grupo Brescia, cuenta con 16 plantas de harina y aceite de pescado ubicadas a lo largo del litoral peruano, una planta de congelados ubicada en el puerto de Callao y cerca de 4.000 colaboradores.

Además, cuenta con una flota propia compuesta por 86 embarcaciones pesqueras dotadas con equipos electrónicos de última generación, 14 de los cuales cuentan con sistemas de refrigeración (RSW) para consumo humano.