El Estado de Panamá podría ahorrarse unos US$200 millones en energía, con la puesta en operación del primer parque eólico en ese país, que será también el más grande de Centroamérica, ubicado en la comunidad de El Coco de Penonomé.

De acuerdo con Rafael Pérez-Pire, director de Unión Eólica Panameña, esto no significa que bajará la tarifa eléctrica, pero sí que se reducirán los subsidios por el bajo costo de los megavatios eólicos.

Con una inversión de US$570 millones, el proyecto generará 270 megavatios (MW) de energía limpia, lo que representa alrededor de un 9% de la energía total que consume el país. Se estima que se completará en su totalidad durante el segundo cuatrimestre del año, reporta el periódico Panamá América.

El 31 de enero pasado se conectaron los 2 primeros circuitos de la segunda fase: Nuevo Chagres, con 17 turbinas (42.5 MW) y Rosa de los Vientos, con 8 (20 MW), que estarán ingresando 62.5 MW al Sistema Interconectado Nacional.