Sao Paulo. Braskem, la mayor compañía petroquímica de América Latina, reportó este viernes una pérdida neta en el primer trimestre, revirtiendo ganancias del mismo período del año pasado, debido al impacto negativo del tipo de cambio y a pasivos tributarios.

La pérdida neta de Braskem sumó 123 millones de reales (US$69,2 millones) en el primer trimestre, frente a una ganancia de 10 millones de reales (US$5,6 millones) en el mismo período de 2009.

Braskem dijo que las pérdidas cambiarias y por el costo del pago de su deuda se ampliaron a 645 millones de reales (US$362 millones), desde 208 millones de reales (US$117 millones) un año antes.

La firma también sufrió cargos de 206 millones de reales (US$115,9 millones)  en el trimestre luego de adherir a un programa gubernamental conocido como REFIS para pagar impuestos atrasados con descuentos.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA, por su sigla en inglés) crecieron a 729 millones de reales (US$410,1 millones), desde los 457 millones de reales (US$267,2 millones) del primer trimestre del 2009.