México D.F. La petrolera estatal mexicana Pemex dijo este martes que su mayor refinería, ubicada en el sur del país frente a costas del Pacífico, paró operaciones por una falla en el suministro de energía eléctrica, pero espera reanudar producción en las próximas horas.

La refinería en Salina Cruz, en el sureño estado de Oaxaca, tiene una capacidad de procesamiento de crudo de 330.000 barriles diarios.

La instalación es la mayor de las seis refinerías de Pemex y su producción se destina al consumo nacional.

"Está detenida y se espera en el transcurso de la tarde echarla a andar", dijo Pemex.

"No sabemos si es una cuestión interna o un problema de la compañía de luz", añadió.

Pemex dijo en un comunicado que la falla eléctrica se registró alrededor de las 10.00 hora local (1500 GMT), pero no detalló la cantidad de gasolina que se ha dejado de producir.

México, el séptimo mayor productor de crudo del mundo, importa un 40% de las gasolinas que consume pero espera que recientes ampliaciones en la capacidad ayuden a reducir la compras al exterior a un 34% para el 2016.

Pemex, un monopolio estatal, tiene una alianza para refinación en Estados Unidos con Shell en Deer Park, Texas, que ha sido utilizada en el pasado para cumplir necesidades de gasolina de México.

Pero en los últimos años el país ha dependido de compras en el mercado externo.