Río de Janeiro. La Compañía Siderúrgica Nacional (CSN), la mayor siderúrgica de Brasil y América Latina, anunció que busca recaudar hasta 3.000 millones de reales (unos US$905 millones) con la venta de activos este año para reducir su deuda.

El anuncio lo realizó el presidente ejecutivo de la CSN, Benjamin Steinbruch, durante una teleconferencia para analizar los resultados financieros de 2017.

"Pueden esperar en 2018 una reducción de entre 2.000 y 3.000 millones de reales (de US$605 millones a US$905 millones) en términos de venta de activos," afirmó Steinbruch, quien no dio detalles sobre los activos que la empresa busca vender.

Según el directivo de la CSN, la empresa busca reducir el nivel de endeudamiento hasta un 3,5 veces del Beneficio Bruto de Explotación (Ebitda, por su acrónimo en inglés) hasta mediados de 2019.

La CSN registró un beneficio neto de 111 millones de reales (US$33,5 millones), los cuales contrastan con el déficit de 853 millones de reales (US$257 millones) que tuvo en 2016.

La empresa destacó que hubo un aumento del 15% en la producción de aceros laminados planos, además de una reducción del 20% en los gastos generales, administrativos y financieros.

Para este año, la compañía espera producir 30 millones de toneladas de hierro, superando los 29,9 millones de toneladas producidos en 2017.