Tokio. La japonesa Mazda Motor y la correduría Sumitomo Corp invertirán entre 30.000 millones y 40.000 millones de yenes (US$355 millones a US$475 millones) para construir una planta de ensamblaje de autos en México que abastecerá a América Latina, dijo este martes el diario Nikkei.

Un portavoz de Mazda dijo que la automotora evalúa opciones en mercados emergentes, pero que no había desarrollado ningún plan concreto. Declinó hablar directamente del reporte.

Mazda conservará una participación mayoritaria en la empresa conjunta que opere la planta, que empezará a armar autos compactos como los modelos Demio y Axela desde el 2013 a un ritmo de 100.000 unidades al año, según Nikkei.

La planta será la cuarta base de producción de operaciones de Mazda después de las de Estados Unidos, China y Tailandia, y marca la primera vez que la automotriz conservará el control de una planta en el exterior, dijo Nikkei.

El diario agrega que será la primera planta en el exterior de Mazda desde 1998, cuando abrió una en Tailandia junto con Ford.

Ford anunció este mes que reduciría su participación en Mazda a 3,5%, perdiendo su lugar como el principal accionista en la firma japonesa.