El propietario de Medanito, Emilio Carosio, anticipó que la petrolera argentina invertirá "cientos de millones de dólares" en nueves exploraciones que desarrollará en áreas que Repsol "tenía abandonadas".

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en su rol de interventor de YPF, recibió a Carosio quien le presentó "propuestas para incrementar la producción en distintos yacimientos medianos, principalmente en la provincia de Neuquén".

“Desde hace años que venimos ofreciéndole a la entonces YPF Repsol la posibilidad de potenciar los yacimientos vecinos a los nuestros que veíamos que estaban descuidados", indicó Carosio.

Además puntualizó que en materia de petróleo no convencional (shale oil) "la conducción anterior de YPF sólo hizo pinta, anuncios rimbombantes pero poco efectivos".

A su criterio, "le toca a esta conducción remontar esa poca actividad y lograr las producciones que son posibles".

Asimismo, el titular de Medanito sostuvo que "el precio del petróleo es remunerativo en Argentina y alienta inversiones".

Sobre la exploración y producción en áreas de YPF, Carosio indicó que "la inversión precisa va a estar en función de los yacimientos que seleccionemos en común para que nosotros canalicemos nuestra exploración y desarrollo, pero van a ser varios cientos de millones de dólares”.

El empresario aseguró que “YPF tiene una gran cantidad de áreas, muchas de las cuales están en situación de descuido, de abandono, de baja producción, de una productividad muy reducida".

"Nosotros que hace 20 años que estamos en la cuenca, en varias oportunidades fuimos a YPF a hacer este tipo de ofrecimientos, en algunos casos las negociaciones se extendieron tres años sin resultados, y en ninguna oportunidad pudimos poner en vigencia nuestras capacidades técnicas y económicas para reflotar esas áreas”, subrayó Carosio a radio El Mundo.

Precisó que Medanito negociaba “con YPF Argentina que estaba dirigida por el grupo Ezkenazi", pero remarcó que "había funcionarios de Repsol, sobre todo en el área de explotación”.

"Estuvimos años procurando entendernos, cosa que fue imposible", señaló Carosio.

Consideró que tras la recuperación de YPF "es una obligación de los empresarios nacionales poner el hombro al país y al gobierno en este caso que ha tomado esta iniciativa".

"Nosotros somos protagonistas de una posibilidad que se nos abre de volver a colocar al país en el área de energía en la posición relevante que tuvo", indicó el empresario.

Afirmó que "este es un país con energía propia, de menores precios que los internacionales y con actividad intensa en las zonas de producción que es lo que también beneficia a las comunidades regionales que necesitan de trabajo para progresar”.