Santiago. La utilidad de la productora chilena de litio SQM se redujo cerca de un 30% en el primer trimestre en medio de una caída en los precios del metal ligero, combinada con un fuerte aumento de regalías en sus operaciones en Chile.

SQM, segundo mayor productor global de litio, reportó ganancias por US$80,5 millones a marzo, por debajo de los US$113,8 millones del mismo lapso del año previo.

El gerente general de la firma, Ricardo Ramos, atribuyó gran parte de la baja en las ganancias a "menores márgenes en la línea de negocios de litio".

La minera chilena vendió litio a un precio promedio de US$14.600 por tonelada, una caída del 8% frente al cuarto trimestre de 2018, explicó.    

"Como se esperaba, durante el primer trimestre el mercado de litio experimentó presión en los precios a medida que la nueva oferta ingresaba al mercado", agregó en un comunicado.    

La compañía dijo que espera producir 60.000 toneladas de litio en 2019 y sus ventas llegarían a entre 45.000 y 50.000 toneladas, mientras el próximo año aumentarían un 30%, alcanzando aproximadamente 65.000 toneladas métricas.

Ramos dijo que las nuevas regalías derivadas del contrato con la estatal Corfo, consideradas unas de las más altas del mundo, también han disminuido la rentabilidad. Los pagos a Corfo pasaron de US$12 millones a US$45 millones, según los resultados.

El año pasado, SQM llegó a un acuerdo con el gobierno chileno para triplicar su producción al 2025, a cambio de pagar mayores regalías y ofrecer litio con descuento a productores locales de valor agregado.

El ejecutivo dijo que la demanda global de litio, un componente clave en las baterías de autos eléctricos y teléfonos celulares, subiría un 17% este año, en línea con el pronóstico anterior de la empresa.

La compañía dijo que espera producir 60.000 toneladas de litio en 2019 y sus ventas llegarían a entre 45.000 y 50.000 toneladas, mientras el próximo año aumentarían un 30%, alcanzando aproximadamente 65.000 toneladas métricas.

La compañía recibió previamente permisos ambientales para ampliar su planta de carbonato de litio por US$400 millones, que permitirían elevar la producción a futuro hasta 180.000 toneladas en sus operaciones del Salar de Atacama en Chile.

Tianqi Lithium de China compró una participación en la firma el año pasado.