Buenos Aires. La plaza argentina de hacienda cerró mayormente en alza y alcanzó niveles récord de precios el viernes, impulsada por una oferta limitada de bovinos debido a lluvias y el amplio interés de los compradores antes de un fin de semana largo, dijeron operadores.

Este viernes llegaron al mercado de Liniers, en Buenos Aires, 5.712 vacunos, frente a los 7.883 que ingresaron el mismo día de la semana pasada.

Muchos caminos rurales de Argentina no están asfaltados, lo que provoca que, cuando caen precipitaciones en regiones agropecuarias, se dificulte el paso de los camiones que trasladan la hacienda a la plaza.

Además, la mejora de las condiciones climáticas, con las abundantes lluvias favorables de las últimas semanas, está llevando a muchos productores a retener parte de su ganado para completar su engorde, en lugar de enviarlo prematuramente a la plaza.

Los terneros treparon el 5%, los novillitos y vaquillonas el 4%, los novillos el 3 por ciento y los toros el 1%.
A su vez, las vacas se negociaron entre estables y con alzas de hasta el 2%.

El mercado permanecerá cerrado el lunes debido a la celebración de un feriado público.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- se disparó al máximo histórico de 7,524 unidades el viernes, mientras que en la sesión previa no fue elaborado debido a la escasa entrada de bovinos de esa clasificación.

El indicador había sido confeccionado por última vez el miércoles, cuando marcó 7,078 unidades.