Buenos Aires. La plaza argentina de hacienda cerró entre sin cambios y con pérdidas este lunes, presionada por el fuerte interés que mostró la demanda en los lotes, dijeron operadores.

Este lunes llegaron 2.041 vacunos al mercado de Liniers, en Buenos Aires, de los que tres quedaron sin vender, mientras que el mismo día de la semana pasada habían ingresado 2.825 bovinos al recinto.

"La convocatoria no fue reducida como en otros comienzos de semana, ya que fue numerosa la presencia de interesados del sector frigorífico y del abasto local", dijo una fuente del mercado, que añadió que algunas categorías cerraron estables debido a su oferta limitada.

Los terneros, que compusieron alrededor de la mitad del total de animales que ingresaron, registraron bajas de un 1,5%. Los novillitos, las vacas y los escasos toros terminaron sin cambios en sus precios.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- no fue calculado por el escaso ingreso de animales de la clasificación. El viernes, el indicador marcó 8,559 unidades.