Buenos Aires. La plaza argentina de hacienda cerró estable este viernes, en una sesión en la que la fuerte demanda contrarrestó la abundante oferta, dijeron operadores.

Este viernes llegaron al mercado de Liniers, en Buenos Aires, 10.157 vacunos -de los que uno quedó sin vender-, mientras que el mismo día de la semana pasada ingresaron 12.148 bovinos al recinto.

"Los negocios se realizaron con una activa demanda en todos los sectores, lo cual contrapesó la situación de abundantes ofrecimientos semanales", dijo una fuente del mercado.

La hacienda cerró estable, salvo algunos lotes de novillos, cuyos precios cayeron un 0,5%, y los escasos toros, que terminaron con alzas de un 1,23%.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- marcó 9.311 unidades este viernes, mientras que en la rueda previa el indicador no fue elaborado debido a que no ingresaron animales de la clasificación. El miércoles el indicador marcó 9.118 unidades.