Dos multinacionales, un negocio estatal y dos compañías de capital local integran el ‘top five’ de las firmas que más crecieron dentro del mercado asegurador en los últimos cinco años.

Con un 131% de crecimiento medido en primas emitidas, BMI es la líder del grupo; de origen estadounidense, la aseguradora cuenta con unas 300 agencias generales alrededor del mundo.

Marcelo Salvador, gerente comercial de BMI Ecuador, explica que el salto obedece a la implementación de un plan quinquenal que se ejecutó precisamente desde el 2012 y que tiene como principal estrategia la oferta de seguros de alto valor, apoyada en la tecnología, en un equipo humano calificado y en una red de asesores de seguros especializados.

Para el 2016, la cartera de BMI en el Ecuador estuvo dividida en partes iguales en los ramos de salud y de vida: un poco más de US$10 millones en cada uno. Dos realidades de mercado jugaron a favor de la compañía, según Salvador: primero, “la oferta de seguros de salud y vida es por naturaleza complementaria y por ello BMI es una opción para cubrir ambas necesidades”; y segundo, “el seguro de salud tiende en el país a convertirse en una cobertura de primera necesidad para la población”.

El ramo de salud, donde compiten Bupa y BMI, generó en el 2016 un ingreso por US$64,87 millones; representa apenas el 4% del total del mercado asegurador.

Según cifras de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros para el 2016, el ramo de salud generó en su conjunto ingresos por US$64,87 millones con un descenso de 0,5% en relación al 2015: una contracción menor si se la compara con el mercado total de seguros.

El gerente comercial de BMI afirma que, en este nicho, los clientes quieren actualmente acceder a amplias coberturas de salud que eviten poner en riesgo su patrimonio, a procesos de indemnización que sean ágiles y al respaldo que puede ofrecer una buena marca.

En respuesta a esta demanda, detalla Salvador, la compañía ofrece -por ejemplo- seguros de salud para el mercado individual cuyos planes internacionales superan el millón y medio de dólares de suma asegurada. “Los productos están diseñados para que el cliente pueda acceder a los mejores especialistas y centros médicos nacionales e internacionales”, de manera rápida y confiado de que la empresa cumplirá con lo contratado.

En el mercado de seguros de vida individual, en tanto, BMI brinda coberturas a la medida; y en su portafolio de seguros de vida y accidentes dirigidos al segmento corporativo, destaca la variedad de productos: desgravamen, vida grupo, accidentes y enfermedades graves.

Detrás de BMI, es una aseguradora estatal la que destaca entre las que más crecieron desde el 2012; sin embargo, la expansión de 125% que ha experimentado Sucre pierde novedad cuando se explica en la disposición dada por el Gobierno para que todos los seguros que protegen los activos del Estado sean contratados con las dos aseguradoras estatales.

Mayor conciencia, mejores cifras. Bupa, que compite con Palig y BMI en el ramo de salud, es la tercera con mayor crecimiento en los últimos cinco años. Al igual que el ejecutivo de BMI, el vocero de Bupa sostiene que un factor determinante es la importancia que va ganando en el país la protección a la salud debido a una mayor concientización de las personas, a un incremento de los costos de tratamiento de enfermedades y a la globalización que facilita la movilidad de la población.

Leopoldo Báez, gerente general de Bupa Global en Ecuador, asegura que -en este contexto- las cifras de la aseguradora “son resultado de un plan de crecimiento agresivo de Bupa Global a nivel regional y con un foco especial en el mercado ecuatoriano”. Las puntas de lanza en el país han sido el lanzamiento de nuevos productos, la apertura de la oficina comercial en Guayaquil, la expansión del equipo comercial y administrativo, y la alianza con el Banco de Guayaquil.

Esta última puso los planes de Bupa a disposición de clientes selectos del Banco: pólizas para gastos médicos mayores con coberturas dentro y fuera del país.

Los productos de la compañía, con oficinas centrales en Londres y presencia en unos 190 países, satisfacen a sus clientes “a través de una red de más de 1,2 millones de profesionales médicos”; entre los beneficios diferenciadores están -según Báez- el derecho a elegir el médico y el centro hospitalario (dentro o fuera del país), el acceso a una segunda opinión médica, la cobertura de enfermedades crónicas, cirugías por obesidad y restauración dental, beneficios de trasplantes y rehabilitación, cobertura gratis para niños de hasta 16 años, entre otros.

Se trata de una oferta que Bupa Global creó “como respuesta a una investigación que se realizó en 6 países entre más de 3.000 personas de diferentes nacionalidades”; así la compañía entendió, dice Báez, que los clientes “necesitan unos planes prediseñados y más simples, donde la cobertura, el precio y los servicios se pueden combinar en paquetes y por niveles para facilitar aún más el proceso de decisión y cubrir necesidades específicas”.

Cóndor y Sweaden, dos compañías locales, completan el ranking con crecimientos de 76% y 68% respectivamente. Para la primera, el ramo más importante es daños, seguido de autos; para la segunda, los seguros de autos representaron en el 2016 el 74,7% de sus ingresos por primas.