San Francisco. La capacidad de generación de energía solar en Estados Unidos crecerá probablemente un 114% este año, con casi 1.000 megavatios de nuevas instalaciones solares, debido principalmente a los incentivos gubernamentales y a los bajos precios, según un informe de la industria solar publicado el martes.

Se espera que los promotores de energía solar instalen unos 944 MW solares en 2010, de los que en torno al 92% utilizarán paneles solares y el resto la tecnología termosolar, según el estudio elaborado por Solar Energy Industry Association y GTM Research. Los proyectos solares generarán suficiente electricidad para satisfacer las necesidades de 200.000 hogares, según el informe.

En la primera mitad del año se instalaron 341 MW de nueva capacidad de generación solar en Estados Unidos, según el documento.

Los precios de los paneles llevan cayendo desde 2009, como resultado de la crisis financiera mundial y la drástica reducción de la demanda en España tras un cambio regulatorio. En el segundo trimestre de este año, los paneles han caído un 9% hasta US$5,85 por vatio con respecto al mismo período del año anterior, según el estudio.

El programa de subvenciones del gobierno federal, que cubre en efectivo el 30% de la inversión de una instalación solar en vez de créditos fiscales, también ha sido clave para aumentar la demanda.