Buenos Aires. El mercado argentino de hacienda cerró este martes con dispares variaciones de precios, en una sesión en la que una oferta limitada de bovinos se combinó con un reducido interés de los compradores en muchas categorías, dijeron operadores.

Este martes llegaron al mercado de Liniers, en Buenos Aires, 7.425 vacunos, de los que solo uno quedó sin vender. El mismo día de la semana pasada habían ingresado 4.104 animales.

"Siguió sostenida (con alzas de precios) la vaca gorda de buena calidad, disputada por las industrias y exportadores y también por varios abastecedores locales", explicó una fuente del mercado.

Los novillitos subieron un 2,11% y las vacas de consumo un 2,17%, mientras que los toros bajaron un 2,92% y la mayoría de los novillos cerró con mermas de entre un 1,12% y un 1,16%.

Las vaquillonas, los terneros y las vacas de conserva no registraron cambios en sus precios.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- marcó 8.168 unidades este martes, frente a las 8.475 de la rueda previa.