Buenos Aires. Los bovinos cerraron con caídas este viernes en el mercado argentino, presionados por el amplio ingreso de animales y la menor demanda de los compradores ante las previsiones de abundantes arribos de animales la próxima semana, según operadores.

El viernes llegaron 9.929 vacunos al mercado de Liniers, en Buenos Aires, frente a los 3.747 que ingresaron el mismo día de la semana pasada.

"La certeza de que los pronósticos meteorológicos no prevén lluvias el fin de semana, con lo cual los embarques directos al mercado fluirían sin mayores dificultades", limitó la fuerza de la demanda, destacó una fuente del mercado.

Muchos caminos rurales de Argentina no están asfaltados, lo que dificulta el movimiento de los camiones que trasladan el ganado cuando se registran lluvias -como en las últimas semanas- en las regiones agropecuarias.

Los novillos cayeron entre un 0,5% y un 1,15%; los novillitos, un 2%; las vaquillonas, un 2,2%; los terneros, un 2,8%; las vacas, entre un 2,76% y un 1,9%, y los toros, un 4,8%.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- marcó 8,576 unidades este viernes, mientras que en la rueda previa no fue calculado debido a que no ingresaron animales al recinto. El miércoles, el indicador marcó 8,788 unidades.