Buenos Aires. El mercado argentino de ganado cerró mayormente en baja este martes, en una jornada que se caracterizó por una escasa oferta de bovinos que se combinó con una demanda limitada, por la ausencia de varios compradores importantes en el mercado, dijeron operadores.

Este martes llegaron 4.982 vacunos al mercado de Liniers, en Buenos Aires, de los que quedaron 51 sin vender, frente a los 8.659 que ingresaron el mismo día de la semana pasada.

Las fuertes lluvias que se reportaron en los últimos días en amplias zonas de Argentina dificultaron el transporte de hacienda hacia Liniers, ya que muchos caminos del país no están asfaltados, explicó una fuente del mercado.

Los novillos reportaron bajas de alrededor del 2,5%, mientras que los terneros cayeron el 1% y los novillitos, el 0,5%.

En tanto, las vacas operaron entre estables y con mermas de hasta el 3%, las vaquillonas permanecieron sin cambios en sus precios y los toros treparon el 2%.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- señaló 7,942 unidades este martes, frente a las 8,723 de la sesión previa.

El lunes, la plaza no abrió sus puertas debido a la celebración de un feriado público local.