Managua. A fines de 2011 el mercado asegurador de Nicaragua, conformado por cinco empresas, espera cerrar con un crecimiento de entre el 7% u 8% en primas netas emitidas.

Ello implicaría llegar a un monto total de entre US$123 millones o US$124 millones, unos US$9 millones más que en 2010, cuando cerraron con un total de primas equivalente a $115 millones, según Luis Reynosa, presidente de la Asociación Nicaragüense de Agentes Profesionales de Seguros (ANAPS)

El ejecutivo detalló que los seguros de automóviles e incendios son las líneas de seguros más demandados por la población.

“Nuestros clientes son empresarios. Casi todos los empresarios tienen asegurados sus bienes en el país. También hacen uso del servicio las instituciones del Estado que aseguran vehículos y algunos bienes como las bodegas donde almacenan productos”, aseguró Reynosa.