Guayaquil. Con un mayor número de marcas, sabores y formatos, el consumo de té helado experimenta un acelerado crecimiento.

Y aunque no supera a la demanda de gaseosas, la aceptación de esta bebida ha incidido para que cada vez más fabricantes incursionen en el negocio.

Un estudio efectuado por la consultora Ipsa Group revela que cuatro de cada diez hogares de Guayaquil ya consumen este producto, mientras que en Quito, tres de cada diez hogares compran la bebida.

Según esta investigación, el mercado creció en volumen un 180% entre enero y mayo de este año, mientras que las ventas subieron un 135,5% con respecto a igual periodo del 2010.

Janeth Freire, jefe de marca de Toni S.A., señala que el consumo por persona ha aumentado porque la gente ve al té como una alternativa más sana frente a las gaseosas y otras bebidas que se ofrecen en el mercado. “Dentro de la categoría, el sabor que más demanda tiene es el de limón, representa 90% del mercado”, indica Freire.

Está empresa fue la pionera en el mercado nacional, con la introducción del producto en el 2006.

Actualmente, las marcas que tienen más penetración en el mercado son Nestea (Coca-Cola), con un 80,9%; y Toni, con 36,5%, según Ipsa.

Juan Carlos Freile, gerente de marketing de Coca-Cola, indica que pese a que lideran el mercado, el té helado sigue siendo una bebida emergente, pero no llega a ser una categoría tan importante como las aguas y gaseosas.

Agrega que el tamaño personal genera el 70% de las transacciones y sus principales canales de venta son las tiendas.

El estudio de Ipsa Group atribuye parte del crecimiento que experimenta el mercado a la aparición del Nestea de 1.250 cc (tamaño familiar), que salió a la venta a fines del año pasado, en un mercado que solo contaba con presentaciones de 500 cc.

El envase de 1.250 cc “está creciendo y, al tratarse de un tamaño familiar, entonces desarrolla el mercado a estos niveles”, dice Ipsa.

En el Ecuador también hay otras firmas que han incursionado para diversificar la oferta, con nuevos sabores y presentaciones. Así, por ejemplo, están Tesalia, con Icetea; Sumesa, con Sumesaté; Ajecuador, con Cool Tea; y Quicornac, con Refresh Té Verde. Recientemente entró al negocio Corporación Azende, con Vivant Tegó.

Liliana Urdiales, gerente de marca de la Corporación Azende, asevera que este es un nuevo mercado en el que están incursionando y al que decidieron entrar porque está en pleno auge y desarrollo.

Señala que están en más de 30.000 puntos de venta en el país, con una presentación de 500 ml en $ 0,40. Ella no ve al té helado como un producto que vaya a sustituir a corto plazo a las gaseosas.

En el estudio que realizó Ipsa, con cifras recopiladas de enero a marzo del 2011, se señala que los canales favoritos del consumidor para adquirir este producto son los tradicionales (tiendas, despensas) en un 87,8%, mientras que los autoservicios ocupan un 12,2%. Los supermercados también comercializan marcas que llegan del extranjero.

Canales. Productos como Refresh Té Verde, que salió al mercado en noviembre pasado, solo se vende en gasolineras y comisariatos. Su consumo ocupa menos del 5% del mercado.