Buenos Aires. La plaza argentina de hacienda cerró mayormente estable este martes, en una sesión en la que una oferta limitada de bovinos se combinó con un escaso número de compradores en el mercado, dijeron operadores.

Este martes llegaron al mercado de Liniers, en Buenos Aires, 4.104 vacunos -de los que quedaron ocho sin vender-, frente a los 6.807 que ingresaron el mismo día de la semana pasada.

La ausencia de varios compradores importantes -abastecedores de supermercados locales- permitió que casi todos los precios se mantuvieran casi sin cambios, explicó una fuente del mercado.

Solamente las vaquillonas retrocedieron un 0,5% y los novillitos el 1%, mientras que algunas vacas subieron el 1%.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- marcó 8.516 unidades el martes, frente a las 8.252 del viernes.

La plaza permaneció cerrada el lunes por la celebración de un feriado público.