Buenos Aires. La plaza argentina de hacienda cerró entre estable y con subidas este miércoles, gracias a una oferta limitada de bovinos que permitió que los elevados precios se mantuvieran y en algunos casos avanzaran, dijeron operadores.

Este miércoles llegaron al mercado de Liniers, en Buenos Aires, 4.458 vacunos, frente a los 6.826 que ingresaron el mismo día de la semana pasada.

Las lluvias que se reportaron el martes en amplias regiones de Argentina dificultaron el transporte de hacienda a Liniers, ya que muchos caminos del país no están asfaltados y el traslado del ganado se realiza en camiones, explicó una fuente del mercado.

Los terneros treparon el 2% y los novillitos el 1%, al igual que la mayoría de los novillos.

En tanto, el resto de los bovinos permaneció estable en sus cotizaciones.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- no fue elaborado el miércoles debido a la escasa oferta de bovinos de esa clasificación, mientras que en la sesión previa registró 8,168 unidades.