El alquiler de oficinas clase A o de alta gama en Bogotá cerró el cuarto trimestre del 2013 con un leve descenso frente al mismo período del 2012, de acuerdo con un estudio de la multinacional de estudios inmobiliarios Cushman & Wakefield.

El comportamiento de vacancia y precios refleja una tendencia a la estabilización de este segmento corporativo en la capital del país para 2014, señala el documento.

La vacancia mostró un leve descenso del 0,16% llegando al 4,13%, mientras que los valores de alquiler en pesos colombianos cayeron 0,2%, con proyección a la baja en igual lapso de 2014.

Al hacer la evaluación de los precios de alquiler de oficinas Clase A en dólares, el estudio deja ver que se presentó una caída de 8,2% frente al cuarto trimestre de 2012, como consecuencia de la depreciación del peso frente al dólar.

El estudio también muestra que el área de nuevo inventario se ubicó igualmente en el nivel más bajo para el cuarto trimestre de los últimos cuatro años con una caída de 42%, pero se estima que en 2014 se dé una entrada importante de oferta al mercado, lo que puede incrementar la demanda y hacer presión sobre los precios a la baja.

A juicio de José Belfort Mattos, director ejecutivo de C&W para Perú y Colombia, “esta combinación de factores puede tener un impacto positivo en la demanda, pues el mercado se va a volver más atractivo para los ocupantes, al tener mejores precios y mayor variedad de oferta de espacios”, dijo el directivo.

El estudio de C&W también refleja que la disponibilidad de oficinas frenó su tendencia a la baja y registró un nivel muy similar al del mismo periodo del año anterior, esto a pesar de la recuperación de la absorción, que volvió a estar cercana al nivel de hace dos años.

Al evaluar el costo de alquiler del metro cuadrado para el periodo, se observa que este se ubicó en $60.700 (US$32) en promedio, mientras que la zona de El Nogal se ubica con los valores más altos, alcanzando $77.000 (US$37), seguido por Andino, Santa Bárbara y Chicó.

“En conjunto, las zonas ubicadas en la región nororiental de la ciudad registraron promedios por encima de la media para el consolidado de la ciudad”, sostiene el informe.