Ciudad de México. El gigante del comercio electrónico en América Latina, Mercado Libre, reportó que sus ventas netas durante el  2017 alcanzaron un valor superior a  US$1.398 millones, lo que representa 65,6% más que en el 2016. No obstante, los ingresos netos de la compañía tuvieron un valor de US$13,8 millones, lo que es casi 90% menos que durante el año anterior, cuando sus ingresos netos fueron de US$136,3 millones.

La compañía informó en un comunicado que, en el 2017, se vendieron un total de 270.1 millones de artículos en mercadolibre.com, lo que representa un crecimiento contra el 2016 de 49,1% y que supone que US$11.700 millones fueron transaccionados dentro de la plataforma de comercio electrónico.

De acuerdo con la compañía, en México, las unidades vendidas a través de la plataforma aumentaron 126% entre el 2016 y el 2017, lo mismo que el volumen de dinero transaccionado, que creció 90%. “El crecimiento en el país ha repuntado por noveno cuarto consecutivo, alcanzando el último cuarto del 2017, su mayor ritmo de crecimiento en cinco años”, refirió la compañía.

Sin embargo, este crecimiento no alcanza para que Mercado Libre conserve su lugar como el principal minorista del comercio electrónico en México, ya que mientras que la compañía registró ventas por US$489,2 millones en el país, su principal rival en toda la región latinoamericana, la estadounidense Amazon, consiguió US$505,2 millones en ventas en México durante el 2017, según datos de Euromonitor citados por la agencia Reuters.

En los últimos cuatro años, el ritmo de crecimiento de las ventas en línea en México ha sido de 43%, mientras que las ventas del sector retail ha crecido 5%.

“Algunos de los principales factores estructurales que sustentan el comercio electrónico y fintech en América Latina están comenzando a tomar forma gracias al crecimiento de la base de smartphones, que aumenta la tendencia de compra y transacciones online; un mayor número de usuarios de banda ancha que implica una mayor demanda servicios financieros en línea y un creciente interés de parte de grandes marcas de encontrar socios tecnológicos que los respalden en el desarrollo de sus estrategias digitales”,  de acuerdo con Pedro Arnt, director financiero de Mercado Libre, en un comunicado enviado por la compañía.

En este sentido, aun queda mucho espacio por competir para Mercado Libre, Amazon y para los demás participantes del comercio electrónico en México si se considera que este representa apenas 2% del comercio minorista en total.

De acuerdo con el estudio Insight e-Commerce, elaborado por Emprendedores Endeavor, Coppel y la Asociación Mexicana de Ventas Online, en los últimos cuatro años, el ritmo de crecimiento de las ventas en línea en México ha sido de 43%, mientras que las ventas del sector retail ha crecido 5%. Sin embargo, el sector mexicano de e-commerce permanece por detrás del de los mercados más fuertes  de la región: Brasil y Argentina.

Crecimiento en logística de envíos. En este contexto de alta competencia, en el que incluso la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) anunció que llevaría a cabo una investigación en el mercado del comercio electrónico en México por posibles prácticas monopólicas relativas, como pueden ser realización de compras o ventas atadas, discriminación de precios, elevación de costos del rival o discriminación de acceso, entre otras, Mercado Libre informó que continuó avanzando en el desarrollo y gestión de sistemas de almacenamiento y transporte en Brasil y México, dentro de la solución  Mercado Envíos.

Según el reporte, Mercado Envíos entregó 150,1 millones de artículos durante el 2017, un aumento del 74,2% en relación con el 2016. En México, la adopción de Mercado Envíos alcanzó a 75% de las unidades vendidas, lo que representa un aumento de 200% en el volumen de envíos. A esto también se suma que la compañía anunció hace algunas semanas que abriría dos centros de distribución en el Estado de México con una inversión de US$100 millones.

En el caso de su plataforma de pagos, Mercado Pago, la compañía de origen argentino concluyó el 2017 con alrededor de 230 millones de transacciones de pagos realizadas a través de este medio, lo que representa un crecimiento de 66,8% con respecto al año anterior, y el dinero total que pasó a través de esta plataforma fue de US$13.700 millones en toda la región.