Ciudad de México. El débil consumo en el país aunado al mal año que tuvo una de las grandes distribuidoras farmacéuticas en México, ocasionaron que el gasto en medicamentos dentro del mercado retail vaya a cerrar el 2014 con un valor de más de US$8 millones, monto 18,6% menor al registrado el año previo, cuando se comercializaron en el canal minorista casi US$10 millones en medicamentos de patente, genéricos de marca y genéricos.

A la vez, México caerá una posición en el ranking mundial de consumo de medicamentos, al pasar del 12 al 13 para el 2018, estimó la consultora IMS Health México.

“Estas cifras representan una caída y hubo varios factores que influyeron. Primeramente, una de las grandes distribuidoras este año disminuyó importantemente la distribución de medicamentos. Existen más de 40 mil puntos de venta que no fueron necesariamente servidos. Conjugado con esto, se encuentra el impacto de los factores económicos y el bajo poder adquisitivo de la gente. Muchos medicamentos no son necesariamente esenciales, por lo que la gente optó por ahorrar en ellos, por ejemplo los dermatológicos. El consumo se vio afectado por la reducción del poder adquisitivo de la gente debido a reformas como la hacendaria”, explicó en entrevista Diego Ayala, director de Marketing de IMS Health.

Este año se atizó la crisis de Casa Saba, una de las mayores distribuidoras de productos farmacéuticos del país, a quien se le calcula una deuda de casi US$500 millones con laboratorios mexicanos y extranjeros, misma que ha mermado las operaciones de la empresa, la cual, se ha mencionado, no posee activos suficientes para solventar sus obligaciones.

Diego Ayala agregó que un tercer factor que influyó al menos en la caída en valor fue la penetración mayor de genéricos, debido a que se cotizan hasta 70% más baratos que el precio original.

Y es que, al cerrar el 2013, el gasto total de medicamentos fue de más de US$13 mil millones, de las cuales 76% fueron genéricos puros, es decir, aquellos que tienen el mismo principio activo pero que no tienen detrás una marca que los promueva.

Por otra parte, el número de personas afectadas por afecciones respiratorias también ha disminuido, debido a lo que Ayala consideró algo “multifactorial”. “Hay una reducción en el número de semanas de frío y es que hace algunos años esta temporada empezaba en septiembre, ahora estamos empezando los días de mayor frío hasta noviembre y esto se atribuye al calentamiento global”.

Otro factor es la intensiva campaña de vacunación por la influenza, ya que se logró una cultura de prevención, aunado a los hábitos higiénicos que adoptó la gente a partir de la influenza en el 2009, como el gel antibacterial y los cubrebocas.


Recomposición del mercado

Para IMS Health, la penetración de genéricos está llegando a cierto punto de saturación, porque ya está cubriendo buena parte de la población. “Viene una nueva generación de medicamentos, los biológicos, que buscan más el manejo sintomático de las enfermedades, es decir, atender la causa de éstas. Por lo que en los siguientes años se va armar toda una recomposición del mercado farmacéutico”, concluyó Ayala.