París/Seúl. Las automotrices europeas y asiáticas terminaron el 2010 en tono positivo, y mientras las surcoreanas estiman ventas mayores para este año por el impulso de Estados Unidos y China, en Francia los consumidores aprovechan los últimos incentivos para cambiar sus vehículos.

Las automotoras dependen cada vez más de mercados emergentes de alto perfil como China, Brasil, Rusia e India, mientras que el mercado estadounidense se recupera gradualmente.

El mercado automotriz francés registró 370.000 órdenes durante diciembre de 2010, un 30% más que en el mismo mes del 2009, según dijo el director comercial para Francia de Renault, Bernard Cambier, en entrevista el lunes con la radio BFM.

Originalmente, Francia ofreció un bono para cambiar autos usados por nuevos de 1.000 euros (US$1.339), pero lo redujo gradualmente a 500 euros antes de finalizarlo en la víspera de Año Nuevo.

"Fue un mes absolutamente fenomenal: tuvimos un mercado de órdenes por 370.000 autos, lo que nos permite iniciar el año con un muy cómodo libro de pedidos", declaró Cambier a BFM.

Renault registró un incremento en los pedidos de "casi un 46%" interanual en diciembre, agregó el ejecutivo.
Los datos de ventas de autos en España, Bélgica e Italia también se publicarán este lunes.

Hyundai Motor Group y su filial Kia Motors apuntan a impulsar las ventas de autos en un 10% este año tras las robustas ventas de diciembre, dada la recuperación gradual que muestra el sector.

Las acciones de Hyundai Motor subieron un 2% el lunes, mientras que las acciones de Kia Motors treparon 3,75% en medio de un mercado general que ganó 0,93%.

En Asia, se anticipa que Hyundai, la quinta automotora mundial junto con Kia, tenga un desempeño superior al de sus pares y obtenga mayor participación de mercado, guiado por sus nuevos modelos y su fortaleza en autos compactos.

Las cifras de ventas de autos en Estados Unidos se conocerán este martes 4 de enero y se espera que diciembre de 2010 sea el tercer mes consecutivo en el que se sostienen por sobre los 12 millones de unidades en base anual, lo que coronaría un año de recuperación gradual para el sector del automóvil, según analistas.

Hyundai dijo este lunes que apuntaría a lograr ventas de 6,33 millones de autos el 2011, un 10% más desde las 5,75 millones de unidades vendidas en el 2010.

El gigante automotriz no entregó un desglose de las metas de ventas de Hyundai y Kia.

En el 2010, Hyundai Motor vendió 3,6 millones de autos, un incremento interanual de un 16%, y Kia despachó 2,1 millones de vehículos, un alza de un 40%.

La industria global automotriz tuvo un fuerte repunte hasta el primer semestre del 2010 desde la peor turbulencia de la industria, pero empezó a perder impulso por causa de la crisis de deuda de la zona euro y por las dificultades de la economía estadounidense por el débil gasto del consumidor.