Fráncfort, Alemania. El productor automovilístico alemán Mercedes-Benz Cars vendió en los cuatro primeros meses del año 475.836 vehículos, 4,6% más que en los mismos meses de 2012, por la demanda en EE.UU. y Japón, y pese a las dificultades en Europa y la caída en China.

Mercedes-Benz Cars, que agrupa a Mercedes-Benz, smart, Maybach y AMG, informó este lunes de que las entregas de su marca principal mejoraron en el mismo periodo un 5,6%, hasta 441.464 unidades.

Sin embargo, las ventas de smart cayeron hasta abril 5,9%, hasta 34.372 unidades.

Por mercados, las ventas de Mercedes-Benz bajaron en el mismo periodo 6,6% en China (61.681 unidades) y en Alemania retrocedieron un 2,5% (76.970 unidades), mientras que subieron un 10,7% en EE.UU. (92.822 vehículos).

En el conjunto de la región NAFTA (siglas en inglés del Tratado de Libre Comercio de América del Norte -TLCAN-) las ventas de Mercedes-Benz subieron entre enero y abril un 9,3%, hasta 105.070 unidades.

Las entregas avanzaron un 17,7% en Japón (14.581 unidades), por lo que recuperan el nivel anterior al descenso en 2011 tras el tsunami y el accidente nuclear de Fukushima.

La compañía germana destacó el éxito de los nuevos todocaminos de Mercedes-Benz, así como los nuevos modelos de la Clase E.

Las ventas de Mercedes-Benz Cars mejoraron el mes pasado un 10%, hasta 125.306 unidades.

El director de Ventas de Mercedes-Benz Cars, Joachim Schmidt, dijo que "abril fue un mes de mucho éxito para la marca Mercedes-Benz".

"Pudimos lograr cifras récord en muchos mercados de crecimiento y mantuvimos la tendencia positiva de ventas", según Schmidt.

Reconoció las dificultades en Europa, donde pese a ello Mercedes-Benz incrementó hasta abril las ventas un 4,3% (207.185 unidades), por el crecimiento en Rusia, Turquía, Reino Unido y Francia.