Lima. El ministro de Energía y Minas de Perú, Eleodoro Mayorga, sostiene que los proyectos de inversión en su sector avanzan gracias a los aportes de las Mesas de Desarrollo, instancias de diálogo entre el gobierno y las comunidades, las que han permitido concretar diversos acuerdos para que dichos proyectos otorguen beneficios directos a esas poblaciones.

El titular de la cartera resaltó que sólo en minería hay una bolsa de proyectos estimada en US$60.000 millones y en energía hay proyectos de enorme importancia, como en gas y generación eléctrica, que requieren del acompañamiento del Estado para hacer participar a las localidades.

“Hemos evolucionado en la concepción de cómo llevar adelante el contacto, la consulta, cómo hacer participar a las poblaciones. No se trata sólo de dialogar, sino de aportar desarrollo", dijo el secretario de Estado.

Ministro subraya que "las empresas reconocen que deben compartir los beneficios de la actividad de manera más notoria con las comunidades".

Explicó que a través de las mesas la administración pública se hace más presente en las comunidades, alcanzándose acuerdos más permanentes en ámbitos de salud, carreteras, electrificación, entre otros beneficios. Todo ello significa, dijo, "ofrecer un paquete de medidas para que las comunidades sientan que el Estado llegó, que los va a ayudar y que será de manera sostenible".

Mayorga subraya que “sólo después de esto es que la industria va a comenzar a operar. La empresa ya no va sola y hemos logrado éxitos importantes en varias zonas bajo este criterio”. En ese sentido, el ministro sostuvo que las empresas reconocen que deben compartir los beneficios d emanera más notoria con las comunidades.

Entre los proyectos inmediatos está el de dotar de energía a la mayor cantidad de usuarios, desde la gran industria a las poblaciones rurales y marginales, tanto en electricidad como en gas (natural y GLP).

“Ahora hay que descentralizar la generación, hacer un nuevo nodo en el sur con unidades de generación. Chilca y Mantaro exportan energía al norte y sur del país. Eso hace un sistema frágil. La decisión política es ir por el sur, hacer industria petroquímica”, explicó.