La falta de lluvias que se registra en algunas zonas del interior del país, causa problemas significativos en distintos departamentos.

La escasez de agua trae consigo restas en la producción agrícola y ganadera, que se acrecientan mientras las precipitaciones se hacen esperar.

Los gobernadores de Caazapá, Caaguazú y Guairá, tres de los departamentos más afectados por la sequía, expresaron que la situación en sus zonas es crítica ante la falta de lluvias.

El gobernador de Caazapá, Celso Troche, dijo que la producción agrícola es la más afectada y que no hay lluvias importantes desde el mes de diciembre.

En Guairá, el problema de la sequía se suma a la escasez de agua potable en el departamento. El gobernador, Gustavo Alfonso, explicó que desde hace cuatro meses no llueve.

La falta de lluvias y el bajo precio con el que se comercializa el algodón, son los principales problemas de Caaguazú, según expresó el gobernador de del departamento, Antonio Buzarquis.

Varias comunidades quedaron sin agua potable, por lo que la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) dispuso la distribución del líquido vital.

Mientras tanto, recién para el mes de abril se esperan lluvias significativas por lo que, la situación tiende a mantenerse dentro de los próximos 15 días.