Monterrey. La cementera mexicana Cemex dijo este miércoles que reportaría una pérdida neta consolidada en el primer trimestre del año, debido a que la crisis económica mundial ha seguido afectando negativamente la demanda por sus productos en sus principales mercados. Cemex dijo además que las condiciones climáticas extremas en Estados Unidos y Europa han golpeado sus operaciones en esos importantes mercados durante el periodo.

"Esperamos que nuestros resultados de operación para el primer trimestre de 2010 sean significativamente por debajo de aquellos del primer trimestre de 2009 y es probable que reportemos una pérdida neta consolidada", dijo Cemex en un documento a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC).

La cementera, que opera en más de 50 países, ha visto afectados sus resultados desde que adquirió a la productora australiana de materiales de construcción Rinker, lo que triplicó su deuda y aumentó su participación en el golpeado mercado de Estados Unidos en el inicio de la crisis financiera global.

Las acciones de Cemex cerraron en la bolsa local con un desplome del 4,06% a 13.20 pesos, mientras que en Nueva York cayeron 4,91% a US$10,46, por las expectativas de la compañía en el corto plazo, la emisión de deuda y la debilidad de datos económicos en Estados Unidos.

"Se le juntó todo hoy a Cemex, el miedo a la dilución, la pérdida (esperada en el trimestre), la caída del peso y los débiles datos de vivienda en Estados Unidos", dijo a Reuters Carlos Hermosillo, analista de la casa de bolsa Vector.

Cemex anunció el martes que emitirá US$500 millones en notas convertibles en acciones a un plazo de cinco años, lo que algunos analistas consideraron que aumentaría la oferta de títulos en el mercado generando una dilución en la participación de los actuales inversionistas.

Pero la empresa anunció este miércoles por la tarde que el monto colocado en notas convertibles en acciones con vencimiento en 2015 fue de US$650 millones. La cementera dijo que además ofreció una opción de sobreasignación por US$65 millones.

El precio de los bonos fue de 4,875%.

"Las notas serán convertibles en American Depositary Shares (ADS) de Cemex a una tasa de conversión inicial de 73,5402 ADS por cada US$ 1.000 en notas", dijo la empresa en un comunicado.

Antes del anuncio de la emisión, el peso mexicano se depreció este miércoles y las ventas de casas en Estados Unidos cayeron en febrero, dos indicadores que afectan el desempeño de la compañía.

Cemex es el mayor productor de cemento en Estados Unidos, mientras que México sigue siendo, por ahora, su principal mercado.

La cementera también anunció que el 18 de marzo sus acreedores aceptaron ciertas enmiendas en el contrato de refinanciamiento de agosto, que le dan una mayor flexibilidad en sus actividades futuras y le permiten la emisión de las notas convertibles.

En agosto, Cemex refinanció US$15.000 millones en un acuerdo con restricciones financieras y la cementera ha estado emitiendo nueva deuda tratando de salir más rápido del convenio.

Credit Suisse dijo en un reporte que la emisión de notas convertibles es positiva, pero que la expectativa de un débil desempeño en el primer trimestre afectaría negativamente a los títulos.

"Es consistente con nuestro punto de vista de que los fundamentos de la industria de la construcción no han mejorado todavía en muchos mercados", dijo Credit Suisse. "Creemos que el consenso de expectativas del primer trimestre de 2010 tiene un riesgo a la baja", añadió.