Monterrey. La cementera mexicana Cemex logró en el cuarto trimestre reducir más de lo esperado sus pérdidas netas frente al mismo período del año previo, mientras una venta de activos la ayudó a bajar su pesada deuda y le permitió cumplir con sus obligaciones financieras.

Cemex, que opera en más de 50 países, reportó este jueves una pérdida neta de US$146 millones para el cuarto trimestre del 2011, menor a los US$574 millones de resultado negativo del mismo período del año previo.

Analistas esperaban para Cemex un promedio de pérdida neta de US$198 millones para el período de octubre a diciembre del 2011.

Cemex dijo que sus ventas sumaron en el trimestre alrededor de US$3.700 millones, un alza del 6% interanual, mientras que sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) subieron un 13% a US$542 millones.

La cementera dijo que durante 2011 vendió activos por US$225 millones y que esperan vender otros US$500 millones este año.

La utilidad de operación en el trimestre se incrementó un 79% a US$224 millones, mientras que generaron un flujo de efectivo libre de US$374 millones.

La mejora operativa junto con la venta de activos permitieron a Cemex cumplir con el nivel de endeudamiento requerido dentro de su acuerdo financiero, conocido como covenants.

"Tenemos confianza en nuestra habilidad para seguir cumpliendo con todas nuestras obligaciones financieras", declaró el vicepresidente de Finanzas y Administración de Cemex, Fernando González, de acuerdo a lo citado en un comunicado.