Monterrey, México. La mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, reabrió este miércoles su bono que vence en el 2018 por un monto adicional de US$650 millones, que le permitirían cubrir sus necesidades de financiamiento en el corto plazo.

IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters, dijo que los títulos se colocaron a US$97.616, pagando un rendimiento del 9,5%.

En enero de este año, Cemex colocó notas por US$1.000 millones con un cupón de 9%, que será el mismo que pagará el monto de la reapertura.

La operación se da luego de que Cemex falló en junio de este año en colocar un bono a ocho años por US$650 millones debido a la inestabilidad en los mercados, y por el que también ofrecía un rendimiento de 9,5%.

Directivos de la compañía no estuvieron inmediatamente disponibles para ampliar la información, pero analistas consideraron que el bono le permitiría a la cementera cubrir sus necesidades de capital este año y parte del siguiente.

"Los recursos obtenidos serán utilizados para fines corporativos generales, incluyendo el pago de deuda", dijo Fitch en un reporte.

Compromisos en complejo escenario. Con una débil demanda de cemento en la mayoría de sus mercados y una limitada generación de efectivo, Cemex enfrenta este año un vencimiento de US$66 millones y el pago de US$360 millones por los activos de Ready Mix en Estados Unidos si no encuentra un nuevo socio para este negocio.

"Sabemos que Cemex necesita refinanciar algunos vencimientos y pagar los activos de Ready Mix. Con la reapertura cubriría esto", dijo Gonzalo Fernández, analista de Santander.

Además, la cementera tiene que amortizar US$390 millones el 2011 y US$762 millones en el 2013, antes de tener que enfrentar un gran vencimiento por US$8.300 millones en el 2014.