Monterrey. La cementera mexicana Cemex, una de las mayores del mundo, reportó este jueves una pérdida neta en el cuarto trimestre, mayor a la esperada, aunque sus resultados operativos tuvieron su primer crecimiento en al menos dos años y su deuda mostró una reducción.

Cemex, con operaciones en más de 50 países, dijo que su pérdida neta fue de US$574 millones, mucho mayor que la pérdida de US$132 millones esperada por analistas en un sondeo de Reuters.

El resultado se compara desfavorablemente con la pérdida de US$209 millones que Cemex tuvo en mismo periodo del 2009.

La cementera también reportó una pérdida de operaciones continuas por US$581 millones. Este renglón excluye los resultados de los activos que la compañía ya vendió.

Las ventas de la compañía en el trimestre octubre-diciembre sumaron US$3.492 millones, un 1% más que en el mismo periodo del 2009, mientras que sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) subieron un 2% a US$482 millones.

Punto de inflexión. "Esto marca un punto de inflexión importante en nuestro desempeño", dijo Fernando González, vice presidente de Planeación y Finanzas de Cemex citado en un comunicado. "A pesar de que el ambiente de la demanda de materiales de construcción sigue siendo complejo".

La cementera, con oficinas en la norteña ciudad industrial de Monterrey, dijo que su utilidad de operación aumentó un 28% a US$125 millones y registró un flujo de efectivo libre de US$248 millones.

La compañía bajó 2010 pasado su deuda total en US$1.400 millones, para cerrar con un monto de US$17.729 millones, que incluyen bonos perpetuos, según una presentación en su portal de internet.

Cemex dijo en la presentación que tiene sustancialmente cubiertos sus vencimientos de deuda hasta el 2012.