La Comisión Federal de Electricidad (CFE) registró una utilidad neta de 6.864 millones de pesos (US$358,3 millones) durante los primeros nueve meses del año, en contraste con la pérdida de 59.275 millones de pesos (US$3.095 millones) que se reportó en igual periodo del 2016.

Lo anterior, a pesar de que mayores costos de ventas provocaron en el tercer cuarto una pérdida de 2.352 millones de pesos (US$122,8 millones), que es inferior a los 6.898 millones de pesos (US$360,1 millones) del mismo lapso del 2016, pero que rompe la racha de utilidades que la estatal había logrado. Ello, a pesar de que los ingresos de la estatal por ventas de energía y combustibles sumaron 127.237 millones de pesos (US$6.643,2 millones), un aumento de 32% en comparación con igual trimestre del 2016.

En los primeros nueve meses de este año, los ingresos de la CFE fueron de 332.226 millones de pesos (US$17.346 millones). Esto es un incremento en 82.618 millones de pesos (US$4.413,6 millones), es decir 33%, cuando se comparan con los ingresos reportados en el mismo periodo del 2016. Este aumento se debió principalmente a mayores ingresos por concepto de venta de energía eléctrica y de combustibles a terceros, a través de las nuevas filiales CFEnergía y CFEInternacional, además del reconocimiento parcial del subsidio a las tarifas eléctricas del gobierno federal.

Por su parte, los costos en los primeros nueve meses del 2017 tuvieron un incremento de 40% respecto al mismo periodo del 2016. Esto se debió principalmente al aumento en los precios de los combustibles utilizados para generar energía eléctrica, que dependen de los mercados internacionales, detalló la estatal.

Durante los primeros nueve meses del 2017, la utilidad bruta de la CFE, es decir, aquella que se obtiene al calcular las ventas menos los costos de explotación, fue positiva por 80.817 millones de pesos (US$4.219,6 millones). Esto significa que los ingresos de la CFE por la venta de energía eléctrica fueron mayores a los costos asociados directamente con la producción y venta de electricidad.

“Es importante resaltar que gracias a la reforma energética ahora la CFE en su carácter de empresa de energía participa activamente en el mercado de la comercialización de combustibles”, aseveró la estatal eléctrica.

Costos financieros. A este resultado se le restan componentes no asociados directamente con el despacho de la energía eléctrica, como la depreciación, que ascendió a 40.138 millones de pesos (US$2.095,6 millones). Así se obtiene una utilidad de operación de 7.211 millones de pesos (US$376,5 millones).

A su vez, se observó una disminución en el costo financiero, asociada con la apreciación del tipo de cambio peso-dólar observada en el periodo. Cabe destacar que a diferencia del costo financiero incurrido en los primeros nueve meses del 2016, de 40.424 millones de pesos, en los primeros nueve meses de este año se logró un costo financiero en favor por 790 millones de pesos. Esto fue resultado de una utilidad cambiaria por 36.070 millones de pesos.