Monterrey. La embotelladora mexicana Coca-Cola Femsa (KOF), la mayor de la popular marca en América Latina, saldría en busca de una gran compra que afiance su liderazgo en un mercado cada vez más competitivo, aunque una jugada fuera de la región es vista como riesgosa.

Durante los últimos dos años, KOF ha acumulado suficiente efectivo para hacer una adquisición de envergadura, pero se ha limitado a pequeñas compras.

Sin embargo, para algunos analistas ha llegado la hora de mayores apuestas ante la presión que supone la reciente fusión de las embotelladoras mexicanas Arca y Contal, que creó un importante competidor en el sistema Coca-Cola en la región que se expande con adquisiciones.

"Percibimos el surgimiento de Arca Continental como un verdadero postor para competir por activos que ha obligado a KOF a replantear su estrategia de adquisiciones", dijo Bank Of America Merrill Lynch en un reciente reporte.

A principios de este mes, las embotelladoras Arca y Contal se fusionaron mediante un canje accionario que formó una empresa con ventas de 45.000 millones de pesos (US$3,780 millones), que representa para Arca un incremento de casi un 50% en sus ingresos.

La correduría estima que KOF generaría más de US$700 millones de flujo libre de efectivo este año prácticamente sin deuda neta. Eso le permitiría seguir consolidando la red de embotelladores y moverse fuera de sus principales mercados, que incluirían analizar su entrada a Estados Unidos.

KOF, una asociación entre la mexicana Femsa y The Coca-Cola, tiene en caja unos US$1.100 millones, más del doble de lo que tenía en el 2002.

Ese año compró Panamerican Bevereges para colocarse como el segundo embotellador del sistema en el mundo.

¿América Latina o Asia? KOF dijo que busca oportunidades de expansión y que había hecho una oferta por un embotellador en Ecuador, pero al final fue Arca quien anunció una alianza en ese país.

Los analistas creen sin embargo que América Latina aún ofrece chances de consolidación dado que hay más de 40 embotelladores de Coca-Cola.

Pero algunos consideran que tras la fusión de Arca y Contal, los activos se han revaluado y anticipan que los dueños no estarían muy ansiosos de vender.

"No vemos jugadores importantes dispuestos a vender en los mercados más atractivos de América Latina", dijo Credit Suisse en un reporte.

Mencionó a Coca-Cola Amatil -que opera en la región de Asia-Pacífico- como una de varias opciones de compra o fusión.

"Nos preocupa que esto podría empujar a KOF en busca de territorios fuera de la región y pensamos que una adquisición fuera de Latinoamérica no sería bien recibida por los inversores", agregó Credit Suisse.

Las acciones de KOF han ganado alrededor de un 7.6 por ciento en lo que va del año por sus expectativas de crecimiento y oportunidades de expansión, una tendencia completamente opuesta al índice de acciones líderes IPC que ha caído alrededor de un 8 por ciento en el mismo periodo.

Los analistas dicen que entre los posibles objetivos de compra están los embotelladores mexicanos que operan en Acapulco, Querétaro o Merida -aledaños a los territorios de KOF- a la chilena Andina en Sudamérica y a Coca-Cola Amatil que opera en Australia, Nueva Zelanda, Fiji, Indonesia y Nueva Guinea.

"Una compra fuera de la región (de América Latina) tendría que ser muy barata para que el mercado lo acepte, ya que sería más difícil encontrar sinergias en la operación", dijo un analista que pidió omitir su nombre.

Para compensar a los inversores, KOF pagó este año un jugoso dividendo y ha dicho que seguirá con la tendencia de no conseguir una gran oportunidad.